⦁Piensa⦁Comparte⦁Crea⦁Expresa⦁Dialoga⦁Desaprende⦁Encuentra⦁

Abril, 2024

POEMAPA es una nuevo espacio para la vida y para la siembra de lo imposible que abre sus puertas en Bogotá.

Esta iniciativa autogestionada responde a una realidad múltiple. Faltan espacios de encuentro para colectivos, personas y creadorxs que funcionan en la periferia de un sistema cada vez más comercial(izado), individual(izado) y mercantil(izado). Por eso izamos este espacio de/para los di.vers@s que andan dispers@s, para generar nuestros propios momentos de formación sin necesidad de certificaciones, para poder encontrar productos cultivados o fabricados desde lo comunitario, para encontrar poemas, ensayos o cuentos que nos sirvan para encontrarnos, para empoemarnos.

Este Espacio de di.vers@s es un POEMAPA porque nos pone en el mapa desde una mirada del mundo tan poética que no sabe de imposibles, de fronteras o de talanqueras.

La radicalidad ética de Simone Weil nos sirve para saber que “no podemos ser revolucionarios si no amamos la vida. La revolución es una lucha contra todo lo que obstaculiza la vida. Solo cobra sentido como medio; si el objetivo que se persigue es vano, el medio pierde valor. Si la vida humana carece de valor, nada tiene valor”. Así que POEMAPA es un espacio para la vida. Aquí nos vamos a cuidar, te vamos a cuidar y vamos a cuidarnos de que podamos soñar, disentir, construir, desaprender y conspirar para que las nadie no necesiten de los focos del poder para sentir que la dignidad se hace costumbre (entre nosotras).

¿Quién impulsa POEMAPA?

La propuesta es que este espacio tenga el apoyo y el impulso de cientos de almas, pero alguien debía abrir la puerta. Esta iniciativa es una acción (i)responsable de Human Rights Everywhere Colombia (HREV) —o lo que es lo mismo: un combo de almas hermanas que utilizan un nombre pomposo para apoyar y caminar junto a quienes sostienen la dignidad de este territorio denominado Colombia—. Tenemos ya alianzas con otros colectivos con los que llevamos tiempo colaborando dentro y fuera de nuestras fronteras. De hecho, nuestro espacio hermano de La Vorágine, en Santander (España), es una de las palancas para que POEMAPA sea posible.

La idea es que para que POEMAPA sea lo imposible posible se sumen nuevos colectivos o personas que hagan viable la propuesta desmercantilizando la apuesta y sosteniéndola sin que haya una presión económica y de trabajo cotidiano ‘excesiva’.

¿Qué va a ocurrir en POEMAPA?

Va a ser imposible que hagamos un “listado de servicios” porque POEMAPA se va a dotar de contenidos (y de sentido) con la comunidad, con quien habite, transforme, agite y cuide este Espacio de di.vers@s.

Pero claro que tenemos algunas intuiciones o anhelos. Queremos que POEMAPA sea:

  • Un espacio de cultura crítica
  • Un lugar de creación y distribución de contenidos y creaciones alternativas
  • Un espacio para traer a Bogotá lo que se produce en comunidades de otros territorios del país
  • Un espacio para el encuentro y el diálogo
  • Un lugar donde encontrar regalos comestibles y souvenirs líricos
  • Un lugar donde tomar un café, un té o algo más
  • Un espacio de desaprendizaje autogestionado
  • Un estudio de comunicación, arte y cartografía criticas
  • Un lugar donde estar en varios lugares a la vez

¿Por qué es importante?

Este espacio, ubicado en el centro de Bogotá, es necesario porque necesitamos lugares donde encontrarnos para colaborar, para crear en común. Trabajamos, resistimos, soñamos y nos aliamos siempre en las periferias. Y así lo seguiremos haciendo desde nuestra mirada política, pero necesitamos de espacios centrales, donde saber que podemos refugiarnos para construir alternativas de vida.

Sabemos que los tiempos y los espacios de la política ‘firmal’ en Colombia están diseñados para que nada pase, para que nada cambie. Por fuera de ese relato, estamos nosotras y no dejamos de cambiar la realidad.

POEMAPA se aliará con otros espacios dispersos, con otras juntanzas resistentes, pero pretende ser un punto de referencia al que acudir para pensar, compartir, crear, dialogar, desaprender y encontrarse con las otras.